El papel del hombre en el Aborto 2021

    El-papel-del-hombre-en-el-Aborto

    Siempre que se habla de aborto, el tema gira en torno a la mujer; sin embargo, para que exista un embarazo no planificado, la figura masculina también juega un papel protagónico. Por lo tanto, es justo involucrarlo en todas las decisiones que surjan a consecuencia de este tema, es decir, tomar en cuenta su opinión y permitir que participe en cada una de las etapas que ameritan la intervención del hombre en el aborto, y en cualquier otra decisión en torno a esta situación. 

    Aún cuando, el hombre en el aborto no experimenta las mismas transformaciones, a nivel físico, en comparación con la mujer, sí se puede ver afectado por las condiciones emocionales, como parte de la pareja. En este sentido, es posible que los padres manifiesten consecuencias psicológicas, debido a que también esperan al bebé con gran anhelo e incluso, participan de las consultas médicas y se emocionan al ver las ecografías. 

    De hecho, el contacto físico entre los progenitores durante el embarazo, sirve para afianzar los lazos entre el futuro padre y su bebé. No obstante, generalmente, todas las atenciones, después de sufrir la pérdida del feto, se centran en el bienestar de la mujer dejando de lado los sentimientos y emociones que manifiesta el hombre en el aborto, aún cuando está padeciendo en la misma medida que ella. 

    ¿Cómo viven los hombres el aborto?

    Ingerir pastillas para cortar un embarazo no deseado, es la segunda forma de aborto clandestino más utilizada, la primera es el legrado. Adicionalmente, en la mayoría de los casos se trata de una decisión que se toma en pareja, por lo que se estrechan los lazos entre la madre y el padre, siendo el apoyo mutuo la mejor forma de afrontar la situación.

    Simultáneamente, la elección de suspender la gestación, muchas veces sirve para afianzar la comunicación dentro de la relación o de lo contrario, puede significar el fin de la pareja. Igualmente, existen casos donde ambos padres evitan expresar sus sentimientos, emociones, inquietudes e incluso, intentan olvidar el asunto. Pero, los cuadros psicológicos relacionados con el aborto varían dependiendo del individuo y sus circunstancias.

    En este sentido, cortar el proceso de gestación, a veces es una práctica precedida por sentimientos de culpa, temor y depresión o al contrario, descanso; de hecho, pueden llegar a presentarse ambas sensaciones de manera simultánea.  Más, todas las atenciones de familiares y amigos, generalmente se centran  en la mujer y lo que expresa, dejando de lado la aflicción masculina.

    hombre en el aborto

    Aborto en pareja

    Cuando se trata de salud sexual y reproductiva, los hombres también tienen un papel protagónico, cuya importancia es similar a la que recae sobre la mujer, desde el punto de vista de la responsabilidad, ambos son corresponsables. 

    En consecuencia, las prácticas relativas al sexo y la reproducción, así como las decisiones tomadas en pareja y el apoyo a las determinaciones de la mujer, en materia de sexualidad y procreación, incluyendo el aborto con pastillas, también son competencias masculinas.

    Indudablemente, reconocer el papel preponderante del hombre en el aborto, minimizará de manera exponencial los riesgos inherentes al bienestar físico y emocional de la mujer. Simultáneamente, servirá para incrementar la conciencia activa acerca de la necesidad de mantener una sexualidad responsable, que sirva para preservar la salud de la pareja y, fomentar el respeto mutuo, la equidad y la solidaridad.

    Todo esto considerando que, cuando la pérdida del feto es inducida, ambos miembros de la pareja están igualmente obligados ante la ley, por las causas y consecuencias de esta situación, en caso de que se practique en condiciones insalubres y sin asistencia médica, es decir, en la clandestinidad. 

    Sin embargo, siempre es la mujer quien corre el mayor peligro, arriesgando hasta su vida. Por tanto, la empatía y solidaridad del hombre en el aborto, desde una perspectiva económica y emocional, antes, durante y después de frenar el proceso de gestación, será un elemento fundamental para superar la pérdida.

    Formalidad de la relación: ¿Cómo influye en la participación del hombre en el aborto?

    El papel del hombre en el aborto, normalmente es correr con los gastos. Pero, su participación en el ámbito emocional, con frecuencia dependerá de la seriedad de la relación previamente establecida con la mujer en proceso de gestación. De tal forma que, existen dos grupos, los acuerdos formales (esposa o novia), e informales (amante, amiga o encuentro casual).

    Generalmente, cuando se trata de un matrimonio o noviazgo, donde existe la posibilidad de avanzar al siguiente paso, la reproducción, el varón se  compromete. En este caso, el aborto espontáneo o inducido, puede deberse a la falta de planificación del embarazo; más, está presente el afecto, por lo que el hombre se conectará emocionalmente con ella y su bienestar, el apoyo no sólo será económico. 

    En cambio, si la relación es informal, clandestina o casual, el soporte del hombre en el aborto se limitará al ámbito económico. Es decir, existe una alta probabilidad de que la mujer esté sola al momento de expulsar al bebé, lo que tendrá un impacto negativo a nivel psicológico y emocional.  

    En cualquier caso, el grado de intimidad o compromiso en la pareja,  a nivel sentimental y emocional, son aspectos clave para garantizar el apoyo del hombre en el aborto e incluso, la supervivencia de la pareja. 

    ¿Qué pasa con la pareja después del aborto?

    Para una mujer, perder un hijo, en la mayoría de los escenarios, representa una tristeza infinita y para superarlo, tendrá que pasar por un proceso de duelo. Este periodo de tiempo, ciertamente será mucho más llevadero con el apoyo de la familia y principalmente, de la pareja. 

    Aunque, en gran medida, esta protección dependerá de la actitud individual, es decir, la capacidad de la mujer para buscar compañía y mostrar su lado más frágil. Otro factor preponderante que influirá en la relación de pareja, será la fortaleza del lazo afectivo que une a los padres. 

    Asimismo, es normal que surjan sentimientos negativos de culpa, ansiedad, inestabilidad y falta de confianza en el otro. Por eso, en la mayoría de los casos, entre 59% y 69%, las parejas se separan. Normalmente, esto ocurre cuando la mujer experimenta demasiada presión o, no encuentra el apoyo afectivo que necesita del hombre en el aborto

    Seguidamente, el aborto provocado puede tener otras implicaciones negativas para la pareja, entre estás: Falta de apetito o disfuncionalidad sexual (al relacionar el sexo con la causa del aborto), y problemas para avanzar después del daño emocional que implica perder un hijo. O al contrario, existen parejas cuya conexión afectiva es más fuerte que el dolor, se recuperan posteriormente del aborto inducido y siguen juntos construyendo su proyecto de vida. 

    ¿Cómo superar el aborto en pareja?

    Refugio espiritual

    A veces, el soporte emocional por parte de la familia y de la pareja es insuficiente para encontrar respuestas ante la pérdida de un ser querido, lo mismo ocurre con el aborto. En este caso, buscar paz, refugio y consuelo en el ámbito espiritual, puede ser una excelente alternativa.

    Vivir el duelo

    Aborto inducido o no, vivir el duelo es una etapa fundamental para superar la pérdida de un bebé en pareja. En este caso, consiste en respetar los sentimientos, espacios y tiempos del otro; en consecuencia, expresarse, escucharse y llorar estando juntos o por separado, también es una opción. 

    Además, es necesario estar atentos a no crear expectativas acerca de las reacciones del otro, cada uno dejará fluir el dolor a su manera y eso no significa que duela en mayor o menor medida.

    Trabajar la seguridad en la pareja

    Perseverar en mantener la credibilidad en el otro, es un gran camino para sortear los efectos emocionales de perder un bebé, y evitar que reinen la aflicción y la desesperanza. Luego, comprender que la responsabilidad de la suspensión del embarazo es de ambos y no existen culpables, es la clave para continuar juntos.

    Unión ante la dificultad

    Compartir el sentimiento de pérdida con la persona que amas hará la situación más llevadera. Paralelamente, superar el duelo juntos, seguramente terminará por fortalecer los lazos de afecto y complicidad entre ambos, por lo que serán una pareja más sólida en el futuro. 

    En la mayor parte de los abortos, la mejor alternativa es asistir a terapia de parejas, esto servirá para encontrar estrategias que los ayuden a avanzar con éxito hacia las metas en común y, a superar la pérdida de una forma más sana, evitando la ansiedad, desesperación, inseguridad, síndromes post-aborto y cualquier otra consecuencia negativa relacionada.

    El papel del hombre en el Aborto 2021 1

    ¿Es posible pensar en otro embarazo después del aborto?

    Son muchas las razones para inducir un aborto con pastillas. Por tanto, dentro de la pareja existe la posibilidad de plantearse un nuevo embarazo; pero, la mejor alternativa siempre será no acelerar los procesos de duelo, superación y recuperación física de la mujer. 

    Entonces, lo más recomendable es esperar 6 meses o más, de acuerdo con las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud. Después, si el primer embarazo fue producto de una anomalía en el proceso de gestación, por ejemplo: El bebé estaba fuera del útero, es importante realizar una evaluación médica previa, antes de procrear otro hijo, para garantizar el éxito del nuevo embarazo.

    Igualmente, es importante comprender que cada hijo es esperado con ilusión; entonces, ninguno puede sustituir la pérdida del otro. Aunque, ciertamente, la llegada de los bebés arcoíris, nacidos después de un aborto,  llenará de gozo y esperanza a sus padres, y hará que tengan un nuevo motivo por el cual seguir luchando para alcanzar sus metas.

    Corresponsabilidad del hombre en el aborto y la familia

    Para mantener la familia como base de la sociedad, es fundamental comprender que el varón también tiene un papel preponderante en todo lo relacionado con la salud sexual y reproductiva. Además, debe participar activamente en el desarrollo de métodos de planificación familiar, que sirvan para promover una sexualidad responsable.

    Ciertamente, esto reduciría la tasa de abortos clandestinos, debido a la ausencia de métodos anticonceptivos durante el coito y al mismo tiempo, disminuiría los índices de muerte materna, relacionados con esta práctica insegura, a menuedo en las peores condiciones y sin la atención médica adecuada. 

    Todo esto considerando que, aunque no son útero-portantes, los hombres intervienen en la toma de decisiones ante un embarazo no deseado, obstaculizando o apoyando las determinaciones femeninas.

    Asimismo, independientemente de la relación, formal o informal, que tengan con la mujer en proceso de gestación, la responsabilidad del hombre en el aborto no sólo debe involucrar el apoyo económico. También, es importante el soporte en aspectos clave, tales como: La toma de decisiones, el proceso de desocupación del útero y los cuidados siguientes. 

    En este marco de ideas, la masculinidad va más allá de la capacidad de procrear del hombre. También, está relacionada con algunas cualidades, como la valentía, para afrontar situaciones adversas, y la seguridad que proyectan en los demás al momento de tomar decisiones. Aunque, los varones no viven el aborto igual que las mujeres, ni comprometen su integridad física o su vida, son coprotagonistas y por tanto, tienen los mismos derechos y deberes.

    Finalmente, la mujer tiene el derecho de exigir un trato justo, humano y sin presiones por parte de su pareja y al mismo tiempo, tiene el deber de hacer al hombre partícipe de la toma de decisiones y gastos inherentes al procedimiento a seguir, y mantenerlo al tanto de todas las etapas relacionadas con la situación.

    Obtén una mejor asesoría con nosotros para tomar la desición correcta.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    10 + cinco =