Formas de aborto Inducido

    aborto inducido

    El aborto inducido, es la frustración del proceso de gestación que se realiza de forma deliberada, con el consentimiento de la madre y bajo supervisión de un médico, antes de los seis meses de gestación. Seguidamente, es posible distinguirlo del aborto espontáneo porque no ocurre de forma natural, sino que se lleva a cabo de dos maneras, la primera consiste en la inducción del aborto con fármacos; en cambio, la segunda, implica la dilatación uterina para, posteriormente, desocupar el útero con instrumentos ginecológicos.

    En este caso, la metodología utilizada para provocar la suspensión del embarazo, generalmente, depende del tiempo de gestación que tenga la paciente. En consecuencia, el aborto farmacológico bajo supervisión médica es sugerido para mujeres cuyo estado de gravidez sea menor a las 11 semanas, o mayor a las 15. Al contrario en el caso de la inducción instrumental del aborto, es un procedimiento recomendado en cualquier momento del proceso de gestación

    Asimismo, como último recurso para cortar el embarazo, los ginecólogos utilizan una extracción del útero o histerectomía. Sin embargo, este método de aborto inducido, generalmente, tiene como consecuencia la imposibilidad para procrear en el futuro. Por otro lado, es importante mencionar que la necesidad de someterse a este tipo de procedimientos para suspender un embarazo puede estar relacionada con distintos factores inherentes a la salud de la madre o el bebé, la economía, la sociedad o la sexualidad del individuo.

    ¿Cuáles son las causas del aborto inducido?

    Dentro del territorio chileno, sólo existen tres circunstancias en las que inducir el aborto es legal, estas son: Cuando la vida de la madre está en riesgo, existe inviabilidad fetal o con motivo de violación, muchas mujeres deciden arriesgarse por otras causas que las imposibilita para ser madres. A continuación, las razones más comunes para frustrar el proceso de gestación:

    Situación económica

    Al día de hoy, una de las principales razones por las que muchas mujeres deciden inducir el aborto con pastillas, o cualquier otro método alternativo, es su economía individual. Bien sea porque no tienen los recursos necesarios para mantener un bebé o en cambio, desean alcanzar la independencia económica y consideran que la maternidad sería un factor de distracción. 

    Fallas en los mecanismos de anticoncepción

    Aunque, actualmente existe la pastilla del día después, que se utiliza cuando los métodos anticonceptivos tienen defectos de fábrica o son mal empleados por el elemento humano, existen circunstancias donde es imposible detectar anomalías y por tanto, ocurre un embarazo no deseado. En este contexto, la única salida visible a simple vista es inducir el aborto farmacológico con pastillas. Sin embargo, lo más recomendable es buscar otras soluciones, incluyendo la adopción.

    Malformaciones congénitas

    Generalmente, las malformaciones congénitas ocurren a raíz de situaciones imprevistas que suceden durante el proceso de gestación y en consecuencia, es necesario inducir el aborto. Según sus características, las malformaciones, se clasifican en: Anomalías cromosómicas, motivos desconocidos, factores ambientales y genéticos, patologías de la madre y anomalías de gen único. 

    Violaciones

    Al día de hoy, muchos países del mundo se enfrentan a la violencia sexual, siendo el embarazo no planificado una de las consecuencias más comunes, en el mejor de los casos, de las violaciones. Ciertamente, se trata de una de las condiciones en las que el aborto inducido con pastillas, o con el método instrumental, está permitido en Chile; por tanto, está garantizada la supervisión médica, pero debe ser antes de las 12 semanas de gestación. 

    Salud emocional y física de la mujer

    Cuando la madre sufre patologías cardiológicas, neurológicas, psiquiátricas, oftalmológicas, entre otras, de índole física o mental, el riesgo de tener complicaciones e incluso morir, durante el embarazo, o en medio del trabajo de parto, aumenta de manera exponencial y por tanto, se exponen a tener consecuencias fatales. En este sentido, el aborto farmacológico, o con tratamientos alternativos, tiene el propósito de salvar la vida de la madre. 

    Formas de aborto Inducido 1

    Métodos de aborto inducido según el tiempo de gestación

    El método utilizado para frustrar el embarazo, con frecuencia depende del número de semanas de gestación. En este sentido, las formas más comunes durante el primer trimestre, entre 0 y 12 semanas, son: Pastillas abortivas, aspiración manual endouterina, legrado uterino instrumental y succión. Por otro lado, cuando se trata de un embarazo que tiene entre 3 y 9 meses, las alternativas varían entre: Inducción al parto prematuro, Dilatación y evacuación, Dilatación y extracción intacta o Histerectomía. 

    ¿Cuáles son las técnicas de aborto inducido más comunes?

    Aspiración manual endouterina

    Esta práctica consiste en vaciar el contenido uterino, utilizando una jeringa y una cánula, a través del cérvix. La mayoría de las veces, esta alternativa está indicada para mujeres embarazadas que han sufrido un aborto incompleto o retenido, por un período de tiempo de hasta 12 semanas. Asimismo, se utiliza para practicar una biopsia del endometrio.

    Misoprostol 

    Se trata de un medicamento indicado en el tratamiento de úlceras gástricas, cuyo consumo durante el embarazo es capaz de causar contracciones en el útero y en consecuencia, un aborto inducido, si se consume antes de las 12 semanas de gravidez. Adicionalmente, es empleado para inducir el trabajo de parto en mujeres cuyo proceso de gestación está a término. 

    Succión uterina

    Esta forma de aborto inducido, también conocida como aspiración del útero, está indicada para mujeres de hasta 16 semanas de gestación y consiste en la dilatación del útero para introducir un tubo de succión, que servirá para extraer el contenido uterino.

    Dilatación y curetaje

    Esta opción, también conocida como legrado, consiste en dilatar el cuello uterino y remover su contenido. Cómo método para cortar el embarazo, está indicado durante las primeras 12 semanas de gravidez. 

    Histerectomía

    Se trata de la extracción de la matriz por causas naturales o mediante una intervención quirúrgica. En este caso, es posible que la mujer quede imposibilitada para procrear en el futuro, a menos que se someta a un trasplante uterino o en cambio, utilice un vientre en alquiler. 

    ¿Cuánto dura un aborto Inducido?

    La duración de un aborto provocado depende del método seleccionado por el ginecólogo. A continuación, una aproximación al tiempo de durabilidad de cada uno:

    Aspiración manual endouterina

    Desde el momento de la aplicación del sedante hasta la recuperación, la aspiración manual endouterina puede tardar entre 90 minutos y 2 horas. Todo esto, tomando en cuenta que se trata de una operación ambulatoria y que la paciente puede salir por sus propios medios del hospital.

    Aborto con misoprostol

    En este caso, la duración depende del método utilizado, intravaginal o sublingual, considerando la cantidad de grageas que involucra; no obstante, después de consumir todo el tratamiento, el aborto comenzará entre 1 y 4 horas, frecuentemente, acompañado de fuertes cólicos y sangrado abundante. Asimismo, la expulsión del contenido del útero puede tomar entre 4 y 5 horas; no obstante, podría prolongarse. Los cólicos y la hemorragia, irán disminuyendo de forma simultánea, pero, los primeros pueden continuar hasta 48 horas después. 

    Succión

    Es una de las formas más rápidas de inducir el aborto y, puede tardar entre 5 y 7 minutos. Sin embargo, la paciente tendrá un tiempo de recuperación que puede variar entre 30 y 45 minutos. 

    Dilatación y curetaje

    El legrado uterino también es bastante rápido, ya que puede tardar como máximo 15 minutos. Mas, implica la administración de anestesia, general o localizada, para garantizar que la paciente no presente ningún tipo de dolor o complicaciones. De igual manera, el sangrado vaginal puede prolongarse durante 15 días tras la intervención y también, se pueden presentar malestares en el área pélvica y abdominal; por tanto, generalmente se administran analgésicos y se sugiere reposo.

    Histerectomía

    Normalmente, los ginecólogos administran anestesia general para pacientes que solicitan una histerectomía. Además, se trata de un procedimiento que puede durar entre 1 y 2 horas; pero, también es necesario considerar el tiempo de preparación antes de ingresar al quirófano, que implica la introducción de un catéter urinario, mediante la uretra, para vaciar la vejiga, y la esterilización del abdomen y la vagina. 

    Aborto inducido con fármacos

    Entre las formas más comunes de cortar el embarazo en la actualidad, indudablemente se encuentra el aborto farmacológico, es decir, aquel que se lleva a cabo a partir del consumo de pastillas abortivas. A continuación, una descripción detallada de las opciones disponibles:

    Misotrol intravaginal 4 pastillas

    Para suspender el proceso de gestación con pastillas abortivas de uso intravaginal, tendrás que utilizar una vela y un preservativo. A continuación, coloca el preservativo en la vela, toma cada pastilla, ponla bajo el flujo de agua e introdúcela en el tracto vaginal, utiliza la vela para ubicarlas en el cuello uterino.

    Misotrol sublingual (8 pastillas)

    En este caso, el procedimiento está conformado por dos etapas de 4 comprimidos cada una. Para comenzar, tendrás que colocar el primer lote de grageas debajo de la lengua y esperar entre 20 y 30 minutos que se disuelvan. En ese momento, comienza a contar 2 horas con 30 minutos y repite el procedimiento con el resto de las unidades disponibles.

    Misotrol sublingual (12 pastillas)

    Esta alternativa es similar a la anterior, sin embargo implica repetir el mismo procedimiento 3 veces. Es decir, cuando te sientas preparada, coloca las primeras cuatro pastillas bajo la lengua espera que se disuelvan, cuenta 2 horas con 30 minutos y coloca el segundo grupo. Repite hasta agotar todas las unidades. 

    Como recomendación general, sin importar el procedimiento que escojas, evita consumir alimentos, bebidas o cualquier fármaco para disminuir el dolor, tales como: ibuprofeno o paracetamol, porque podrían interferir con el procedimiento. También, es importante estar advertida de que el primer sangrado será abundante, e irá disminuyendo a medida que pasen las horas. Seguidamente, los coágulos de sangre significan que el embrión se está desprendiendo del útero. Si es necesario, puedes consumir infusiones calientes.

    Formas de aborto Inducido 2

    ¿Qué hacer después del aborto Inducido con pastillas?

    Aunque el proceso de recuperación después de un aborto farmacológico es bastante rápido, existen algunas recomendaciones importantes que debes seguir, con el propósito de evitar complicaciones, estas son:

    • Evitar mantener relaciones sexuales durante, al menos, 15 días después del aborto inducido con pastillas.
    • No hacer esfuerzos excesivos, alzar pesos innecesarios, ejercicios de alta complejidad o cualquier otro movimiento que involucre la cavidad abdominal.
    • Garantizar la atención médica es indispensable, porque tras el aborto tendrás que seguir, disciplinadamente, el tratamiento prescrito durante el tiempo establecido.
    • Incorpora a tu rutina un método anticonceptivo inmediatamente después de interrumpir el embarazo. Para esto, lo mejor es consultar con tu ginecólogo cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades.
    • Tendrás que esperar al menos una semana después del aborto inducido para continuar con tus actividades deportivas. 
    • El uso de preservativos será fundamental para evitar nuevas embarazos no planificados y simultáneamente, enfermedades de transmisión sexual.
    • Tras del aborto inducido con misotrol, necesitarás guardar reposo por al menos 24 horas. Luego de 48 a 72 horas podrás retomar tus labores cotidianas.
    • Visita al ginecólogo lo más pronto posible para garantizar que el útero haya quedado totalmente vacío.

    ¿Cuándo estar alerta tras inducir el aborto?

    Si bien el útero es un órgano capaz de limpiarse por sí mismo, utilizando métodos como el sangrado de la menstruación o el flujo vaginal, existen algunos síntomas de alerta post- aborto inducido que debes considerar, con el fin de tomar acción lo más rápido posible, estos son:

    • Sangrado abundante y persistente. En condiciones normales, la hemorragia puede prolongarse hasta 10 días; sin embargo, debe ir disminuyendo a medida que transcurre el tiempo. En caso contrario, tendrás que asistir al médico de inmediato.
    • Presentar cólicos después del aborto inducido es normal; no obstante, si persisten con la misma intensidad o son resistentes a los analgésicos, puede ser indicativo de que quedaron residuos en el útero. Esto, indudablemente, es un síntoma de alerta porque, estos desechos uterinos podrían causar infecciones e incluso, arriesgar la vida de la mujer. Ve al médico de inmediato.
    • La fiebre es un síntoma inequívoco de infección; más allá de que, usar misotrol puede elevar la temperatura, acude al doctor de emergencia.

    Obtén una mejor asesoría con nosotros para tomar la desición correcta.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    2 × 1 =