Aborto en Chile : Grupos Pro-vida Vs. Causas Pro-elección

    Aborto en Chile : Grupos Pro-vida Vs. Causas Pro-elección 1

    Hace décadas, en Chile se ha venido desarrollando un debate en torno a la posibilidad de suspender el embarazo. En este sentido, por un lado existen grupos pro-vida que se oponen a la despenalización del aborto y por el otro, causas pro-elección que defienden el derecho de la mujer de decidir sobre su cuerpo. De hecho, recientemente la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputados chilena, descartó una propuesta de ley cuyo propósito era legitimar el aborto dentro de las primeras 14 semana de gestación.

    Aunque, se trata de una disertación cuyo origen está arraigado, principalmente, en las creencias religiosas presentes en Chile desde la época de la colonia, donde cortar el proceso de gestación era una conducta amoral; de alguna manera, la causa pro-aborto ha venido ganando terreno y en la actualidad, está permitido en algunas circunstancias: Cuando existe algún riesgo para la vida de la madre, hay inviabilidad fetal o el embarazo es producto de una violación.

    Indudablemente, hay una infinidad de factores a considerar en torno al tema de la despenalización o no del aborto, ante todos los riesgos que esto implica para las mujeres chilenas, no sólo legales, en relación a su salud. Es decir, aún cuando suspender el proceso de gestación está penalizado, muchas ciudadanas deciden apostar por un aborto clandestino, con todo el peligro que implica ponerse en manos inexpertas, utilizar métodos inseguros y en un lugar sin las condiciones mínimas de asepsia.

    ¿Por qué el aborto está penalizado en Chile?

    El aborto en Chile está sancionado desde 1874; sin embargo, esta legislación tiene su base en la época colonial, entre el siglo XVI y el XIX, un momento histórico donde el sistema educativo estaba a cargo de grupos doctrinales o religiosos, que veían a esta práctica como una aberración desde una óptica moral, religiosa y social.

    De hecho, a pesar del proceso de independencia, donde el país dejó de ser considerado una provincia del imperio español, esta transformación no tuvo mayor influencia en el ordenamiento jurídico, sólo en algunos casos que no incluyen el aborto.

    No obstante, la venta de pastillas abortivas no está penalizada, considerando que Misotrol es un medicamento indicado en el tratamiento de úlceras gástricas, cuya ingesta durante el estado de gravidez puede causar contracciones en el útero y por tanto, la pérdida del embarazo, muchas mujeres en Chile deciden practicarse un aborto farmacológico en casa, pasando por alto las consecuencias legales y de salud.

    En estas circunstancias, y al no tener acceso a atención médica, la mayoría de las embarazadas ignoran que, en caso de tener un implante anticonceptivo o dispositivo intrauterino (DIU), lo más probable es que el embarazo sea inviable, es decir, que el bebé esté fuera del útero y por tanto, las pastillas abortivas no tendrán ningún efecto sobre el proceso de gestación. Más, por miedo a que descubran el intento de aborto, deciden no acudir al doctor, arriesgando su vida.

    Movimientos pro-vida: Ideología

    Pro-vida es una postura moral e ideológica que respeta, defiende y promueve el derecho a la vida del individuo, desde el instante de la fecundación hasta sus últimos momentos, descartando la posibilidad de tener una muerte asistida. Desde esta perspectiva, prácticas como el aborto inducido, la eutanasia y los estudios a partir de células madres embrionarias no adultas deberían estar penalizadas e incluso, ser erradicadas.

    De hecho, los grupos pro-vida entienden que el cigoto, el embrión y el feto deben ser considerados como vidas humanas y en consecuencia, no es moralmente aceptable provocar la muerte mediante la suspensión del proceso de gestación, es decir, el aborto es sinónimo de asesinato.

    Como dato curioso, esta propuesta a favor de la vida también se opone a la utilización de métodos de planificación familiar, tales como: El dispositivo intrauterino, el preservativo, las pastillas anticonceptivas y cualquier otro mecanismo que impida la fecundación del óvulo, catalogándolos incluso como formas de aborto.

    Igualmente, el aborto inducido bajo la óptica de los movimientos pro-vida implica un nacimiento prematuro, es decir, antes de tiempo. Como respuesta a esta convicción, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como aborto al proceso mediante el cual, la inducción del parto se produce antes de las 22 semanas de gravidez, o cuando el feto tiene un peso inferior a los 500 grs. Al sobrepasar estas condiciones, se produce un parto prematuro.

    Aborto en Chile : Grupos Pro-vida Vs. Causas Pro-elección 2

    Movimientos por el derecho al aborto

    Como respuesta a las causas pro-vida surgen los movimientos pro-elección, que defienden el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y en consecuencia, promueven la despenalización del aborto inducido. Desde este punto de vista, la decisión de tener un hijo solamente atañe a la mujer, considerando que compromete su salud física y principalmente su cuerpo.

    Igualmente, los movimientos pro-elección defienden la postura de que, la legalización del aborto en Chile, reduciría notablemente la interrupción del proceso de gestación de manera insegura y en consecuencia, los índices de mortalidad materna.

    Simultáneamente, la no injerencia del gobierno en la posibilidad de elegir entre continuar con el proceso de gestación o no, permitiría que una mayor cantidad de niños sean deseados por sus padres, lo que se traduce en el bienestar psicológico del núcleo familiar. Al contrario de lo qué muchos creen los movimientos pro- elección promueven la libertad del individuo a elegir en torno a sus derechos sexuales y reproductivos, no el aborto en sí mismo.

    Incluso, algunos individuos que participan en los movimientos pro-eleccion definen la posibilidad de suspender el proceso de gestación como una práctica moralmente inaceptable; más, entienden que se trata de una decisión personal. Asimismo, condenan el hecho de que los movimientos pro-vida históricamente nieguen a las mujeres el acceso a la educación sexual y reproductiva.

    Fundación Chile Unido

    La Fundación Chile Unido es una organización privada y sin fines de lucro, cuyo propósito es fomentar el derecho a la vida y promover la familia como base de la sociedad chilena. Se trata de un proyecto independiente, con más de 22 años de trabajo social en torno al uso responsable de la libertad individual.

    Al mismo tiempo, los programas de esta fundación van enfocados a disminuir las tasas de aborto inducido, sin importar las causas, incluyendo diagnósticos como la inviabilidad fetal e incluso, en situaciones donde la madre ha sido abusada.

    Por otra parte, Chile Unido también cuenta con proyectos sociales, como el Programa de Acompañamiento Integral a Embarazadas, cuyo enfoque va dirigido a contener el impulso producido por la desesperación, de practicar un aborto inducido o clandestino cuando ocurre un embarazo no planificado. De tal manera que, brinda apoyo a mujeres en situación de vulnerabilidad a nivel nacional.

    En otro orden de ideas, a través del Programa Comunícate, esta institución provee asistencia psicológica profesional y orientación, de forma confidencial y gratuita, a las personas que lo solicitan a través del número 800 226 226, con el objetivo de ayudarles a conseguir la mejor solución a los problemas planteados, incrementar la sensación de bienestar, mejorar la salud mental y restablecer el orden dentro de su entorno.

    Miles Chile

    El Movimiento por la Interrupción Legal del Embarazo (Miles), es una organización donde convergen reconocidas instituciones, personas y organismos que representan al movimiento pro-elección, dentro del debate en torno al aborto en el territorio chileno. El propósito de esta causa es, conseguir que el país latinoamericano cuente con una Ley de Interrupción del Embarazo por Razones Terapéuticas que respete el derecho a la vida y a la salud de las mujeres.

    Al mismo tiempo, trabaja para fomentar e impulsar la autonomía del individuo en torno a sus derechos sexuales y reproductivos. Entendiendo la democracia como un mecanismo para fortalecer la autonomía de hombres y mujeres, cuando de decidir sobre su cuerpo se trata.

    De esta manera, Miles Chile pone a tu disposición un servicio de consejería en materia de salud sexual y reproductiva, buscando que las personas que acuden ellos tengan acceso a información veraz, promoviendo su autonomía física y garantizando el libre ejercicio de sus derechos.

    Asimismo, Miles cuenta con otros proyectos, incluyendo una red de profesionales de la salud que promueven el derecho de las mujeres a decidir en relación a sus derechos sexuales y reproductivos, donde convergen profesionales de distintas áreas que apoyan esta causa. Seguidamente, este programa busca la difusión y la democratización de conocimientos en el área. Cabe destacar que, esta organización actúa en toda Latinoamérica y el Caribe.

    Aborto en Chile : Grupos Pro-vida Vs. Causas Pro-elección 3

    Planificación familiar vs. Embarazo no deseado

    Indudablemente, la única forma de disfrutar de una vida sexualmente activa y simultáneamente, evitar un embarazo no deseado es utilizar métodos de planificación familiar o anticonceptivos. En este caso, no se trata de formas de aborto, sino de prevención, considerando que también sirven para disminuir las posibilidades de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

    Asimismo, una gran idea es combinar estos mecanismos de contracepción siempre que sea necesario. Por ejemplo, si al observar detenidamente el preservativo tiene un defecto de fábrica, puedes acudir a la pastilla de emergencia, máximo 72 horas después del coito. Igualmente, si utilizas el dispositivo intrauterino  o DIU, no olvides utilizar métodos de barrera para evitar infecciones de transmisión sexual.

    Cómo ves, existen muchas alternativas de planificación familiar para erradicar la posibilidad de tener un embarazo no deseado, que puede interferir con tus planes a futuro y cambiar al 100% el curso de tu vida. No obstante, si a pesar de tener tantas opciones estás pasando por un proceso de gestación no planificado, también puedes pensar en la adopción. En este caso, sería una oportunidad de brindarle calidad de vida a tu bebé, sin someterte al aborto.

    Alternativas al aborto inducido

    Aunque no lo parezca, existen distintas maneras de evitar el aborto inducido con pastillas o cualquier otro método inseguro y al mismo tiempo, dejar de lado la posibilidad de asumir la responsabilidad que implica tener que cuidar de una nueva vida sola. En consecuencia, considerando que 12 semanas es un tiempo muy corto para decidir el resto de tu vida y, suspender el embarazo puede parecer una alternativa muy radical, de la que luego puedes arrepentirte, te dejamos algunas opciones que debes estimar:

    Albergues

    Si estás en Chile y te opones a la idea de someterte a un aborto clandestino, puedes investigar acerca de los albergues más cercanos a tu localidad. Se trata de lugares que acogen a mujeres embarazadas que no tienen el respaldo de su pareja o familia; además, la mayoría pone a tu disposición servicios de psicología, asistencia médica, alimentos y alojo. Igualmente, podrás vivir ahí el tiempo que lo necesites, hasta conseguir la estabilidad económica para asumir el reto de ser madre soltera.

    Adopción

    Aún cuando, es una de las alternativas al aborto más difíciles, tomando en cuenta que implica la posibilidad de separarte para siempre de tu bebé, la adopción es una opción que debes colocar sobre la mesa si quieres resguardar a toda costa la vida de tu hijo. Generalmente, se trata de un servicio gratuito, que pueden solicitar las mujeres embarazadas a los organismos públicos.

    Igualmente, la Chile Unido te ofrece la posibilidad de ponerte en contacto con las instituciones de adopción más adecuadas, de acuerdo a tus necesidades. Cabe destacar que, en caso de que te arrepientas de dar a tu bebé en adopción, no existe ningún problema. Entonces, podrás asumir la maternidad si así lo decides. Paralelamente, la fundación continuará apoyándote en cualquier cosa que necesites durante el proceso de gestación e incluso, después del parto.

    Para finalizar, otras alternativas al aborto podrían ser: La custodia temporal, que implica establecer un acuerdo entre las partes, donde ambas se comprometen a garantizar el bienestar del infante, puedes llegar a este acuerdo con tus padres o alguien de mucha confianza que quiera ayudarte.

    Al mismo tiempo, criar en pareja siempre será una opción. En este caso, lo mejor será considerar cuánto tiempo tienes conociendo al padre del bebé y simultáneamente, sus valores morales y éticos. Esta elección también implica el compromiso, de ambas partes, de satisfacer las necesidades del bebé, aun cuando no vivan juntos.

    Obtén una mejor asesoría con nosotros para tomar la desición correcta.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    tres × cuatro =