Consecuencias psicológicas del aborto

    consecuencias psicológicas del aborto

    Se entiende como aborto a la interrupción, voluntaria o no, del proceso de gestación, antes de que el feto pueda sobrevivir fuera del vientre de la madre. Para provocarlo existen varios métodos, incluyendo píldoras abortivas como Misoprostol, de venta en Santiago; aunque, a simple vista parece fácil, la mayoría de las mujeres que toma esta decisión no considera las consecuencias psicologicas del aborto que pueden desencadenarse a raíz de esta pérdida.

    Con frecuencia, el aborto es un tema tabú, es decir, generalmente las mujeres que lo practican suelen ser estigmatizadas a nivel social, lo que implica que desarrollan sentimientos de culpa o vergüenza. Por otra parte, esto depende del individuo, por ejemplo hay casos en que, después de cortar el embarazo, existe una sensación de liberación y alivio; no obstante, es importante contar con ayuda psicológica para manejar está situación.

    Cortar el proceso de gestación con Misotrol o cualquiera de sus alternativas, puede causar trastornos psicológicos como consecuencia del aborto, dependiendo de las condiciones en las que se dio el embarazo no planificado. En todo caso, algunos factores que contribuyen a que las mujeres se sienten angustiadas tras perder un bebé, pueden ser: Procesos hormonales, falta de apoyo familiar, baja autoestima, arrepentimiento y confusión.

    ¿Cuáles son las consecuencias psicológicas del aborto?

    Disminuye el apetito sexual

    La falta de autoconfianza y el sentimiento de culpa, pueden provocar miedo a un nuevo embarazo que resulte fallido, y con ello reviva la experiencia del aborto, causando abstinencia sexual. Como consecuencia de esta actitud, la intimidad se enfría y muchas parejas se separan, tras cortar el embarazo con píldoras abortivas, o cualquier otro método.

    Culpabilidad

    Tras un aborto natural, utilizando Misotrol, o cualquier otra alternativa, existe el riesgo de desarrollar sentimientos de culpa. Es decir, pensamientos negativos relacionados con lo que pudo haber sido, y no fue, invaden la mente de la mujer, quien puede sentir que no tuvo suficiente cuidado con su bebé, sin razón alguna. Incluso, si el aborto fue practicado para salvar la vida de la madre, la culpabilidad estará presente.

    Interés por los bebés

    En el peor de los casos, después de cortar el proceso de gestación con píldoras abortivas como Cytotec o Misoprostol venta, la mujer puede comenzar a sentir un interés excesivo por los neonatos. En este caso, puede llegar al extremo de comprar juguetes, específicamente bebés, para brindarles afecto, como si fuera su bebé perdido.

    Esta patología, con frecuencia surge en embarazos imaginarios o ectópicos (cuando el bebé se encuentra fuera del útero), y puede desencadenar situaciones extremadamente incómodas, que sólo tienen solución con la ayuda de un psicólogo.

    Pérdida de la autoconfianza

    Después de vivir un aborto, dependiendo de las circunstancias, pueden surgir dudas de la propia capacidad para tener otro hijo. Es decir, durante el proceso de duelo, es natural que la mujer se sienta incapaz de llevar un embarazo a feliz término, lo que terminará por causar falta de autoestima y sensaciones de inutilidad.

    Luto

    La sensación de pérdida qué se sufre tras perder a un ser querido, también se puede sentir luego de practicarse un aborto con Misotrol. Considerando que, se trata de la partida de un hijo, aunque no haya nacido, es un estado de la mente difícil de recuperar. Este hueco es causado por la sensación de vacío y puede durar años, e incluso toda la vida.

    Otras consecuencias psicológicas de cortar el embarazo, pueden ser: Incredulidad o negación, irritabilidad, falta de energía, tanofobia o miedo a morir, pesadillas, problemas de comunicación en la pareja, confusión, aislamiento social y miedo a nunca poder recuperar el estilo de vida.

    ¿Cómo afrontar un aborto con Misotrol?

    Aunque es poco común, en algunas mujeres puede aparecer la depresión clínica, luego de practicarse un aborto con Cytotec. En este sentido, los sentimientos pueden ser abrumadores, lo que dificulta enfrentar la situación sola, por lo que tendrás que buscar ayuda profesional. Por otro lado, algunos elementos que contribuyen a desarrollar este cuadro, están relacionados con patologías psicológicas, entre ellas la ansiedad, el pánico o la depresión.

    Por otro lado, aunque no es fácil afrontar un aborto, existen algunas prácticas que te permitirán aceptarlo, tanto si fue por decisión propia o sucedió de forma natural, estas son:

    • Exprésate, comparte tu pena con los demás, esto ayudará a mitigar el dolor.
    • Investiga acerca de otras mujeres que hayan vivido la misma experiencia, de esta forma no te sentirás sola y aumentará tu autoconfianza.
    • Piensa cosas positivas, evita lastimarte a ti misma.
    • Realiza ejercicios que te ayuden a relajarte, esto reducirá el estrés notablemente.
    • Piensa en la valentía que tuviste al tomar la decisión de interrumpir tu embarazo.
    • Para cerrar el ciclo, intenta escribir una carta, ahí podrás expresar todos tus sentimientos y emociones respecto a ese embarazo no planificado, luego deséchala, esta es la mejor manera de desprenderte de la situación.
    • Cuando te invadan los pensamientos tristes, enumera las razones que tuviste para causar el aborto con Misotrol, incluyendo las circunstancias que tuviste que enfrentar.
    • Prepárate para el futuro, ¿qué cosas harías diferente? Realiza tu plan de vida, e incluye las metas que siempre has querido materializar.

    En conclusión, ninguna mujer que no haya vivido un aborto puede comprender cómo se siente; sin embargo, tendrás que ser tolerante con la opinión de los demás. En todo caso, concéntrate en tu futuro, lo mejor siempre está por venir.

     

    Obtén una mejor asesoría con nosotros para tomar la desición correcta.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    siete + dos =